Historia


La Parroquia San Antonio de Padua, perteneciente a la Diócesis de San Felipe de Aconcagua, se encuentra ubicada en la comuna de Putaendo, Ciudad rural de la V Región.

Como Parroquia su origen data de 1729, fecha en la cual se la conoce como la Primera Parroquia de San Felipe, perteneciente a Santiago.En el año 1792 se le conoce como Doctrina Eclesiástica de San Antonio de la Unión de Putaendo.En 1809, el visitador Canónico Don Martín Soto Mayor la denomina como Vice- Parroquia de San Antonio de la Buena Vista de Putaendo, nombre con que ya en 1797 en los libros de Bautismo, Matrimonio y Defunciones aparece.

Según el Libro “Parroquias de la Arquidiócesis de Santiago 1840- 1925”, del Pbro. Raymundo Arancibia Salcedo y de los propios libros parroquiales, los Párrocos han sido los siguientes:


D. Juan Ramón de Ovalle y Camus

1792- 1810
D. José de Marcoleta y Urquieta (coadjutor)
1809- 1810
D. José de Marcoleta y Urquieta (Párroco)
1810- 1918
D. Juan Pablo Michilot y Guerrero (interino)
1819- 1823
D. Juan Fermín Vidaurre y Ugalde (interino)
1823
D. José Tomás Donoso y Aldarete (interino)
1823
D. Domingo de la Jaraquemada y Alquizar.
1824- 1828
D. Domingo Frías Prado
1828- 1832
D. J. José Hurtado Mendoza y Fuenzalida
1832- 1840
D. Gregorio Eguiluz .
1840- 1843
D. José Matías Rojas Durán
1843- 1844
D. Benito Antonio Briega
1845- 1847
D. José Dolores Carrasco (interino)
1846
Fray Manuel Gálvez. O.F.M. (interino)
1846- 1847
D. Tiburcio Benavente
1847- 1866
D. Pablo A. Torres Pérez de Arce
1866- 1872
D. José Montes Solar
1872- 1887
D. Ezequiel Ortiz Borrás (administrador)
1888
D. Moisés Lara Pozo
1888- 1893
D. Alejandro Goyenechea y Aguirre (administrador)
1893
D. Francisco Legnani (administrador)
1893
D. Jacinto Canales Arellano
1893- 1943
D. Pedro Jara Yánez
1943- 1960
Mons. Humberto Vivas Espinosa
1960- 1963
D. Juan Briceño Zorrilla
1963- 1966
D. Manuel Acuña García
1966- 1969
D. Carlos Villagra Tobar (Vicario Ecónomo)
1969- 1972
D. Osvaldo Celis Meyer
1972- 1993
R.P. René Lapointe
1993- 1996
R.P. André Dionne
1996- 1999
Pbro. Francisco Valenzuela (Administrador Parroquial)
29/03/2000



El lugar donde se realizaron los primeros Cultos fueron de totora y adobes a la cal y a través del tiempo esta construcción fue mejorando hasta llegar a fines de 1800 a una construcción más sólida de ladrillos y maderas, que perduró hasta 1965, año en que el terremoto daño su estructura y 1971 un nuevo sismo terminó deteriorando mucho más lo anterior; esto produjo que el edificio fuera declarado inhabitable.

Esto permitió que el Párroco Presbítero Osvaldo Celis en el año 1975, con el Obispo de la época Mons. Francisco de Borjas Valenzuela R. y vecinos, tomaran la decisión de demoler o reparar el templo, sabiendo que implicaría un gran esfuerzo económico, en que tanto la Iglesia Diocesana como la feligresía de Putaendo, deberían asumir con gran responsabilidad. La decisión fue restaurar.

El camino fue largo, sacrificado y en momentos de mucho dolor para el Párroco (dato obtenido por trabajadores de la época), ya que no se disponía del dinero para los sueldos. Pero con la ayuda de Dios y la colaboración del nuevo Obispo Mons. Manuel Camilo Vial R., quién presentas proyectos a comunidades Europeas, se obtienen los recursos necesarios para la finalización de tan loable obra.

Cabe hacer notar que pese a los pocos recursos de la comunidad, ésta no escatima esfuerzos para aportar obra de mano y dinero (múltiples beneficios) y así lograr el cometido.

En el año 1990 la obra está terminada, permitiendo que este Templo sea uno de los mejor construidos en la Diócesis, lo que significa un orgullo para la Ciudad y para nuestra Iglesia.